sábado 13 de agosto de 2022    | Nubes dispersas 20.9ºc | Neuquen

violencia en San martín de los andes

Federico Soto: "Disparé con mi cámara de fotos y recibí dos disparos de arma"

El fotógrafo que fue protagonista de un hecho que pudo haber sido una tragedia, dialogó con AM550 y contó los momentos previos a la imagen que recorrió el país.

Federico Soto: "Disparé con mi cámara de fotos y recibí dos disparos de arma"

Federico Soto está vivo de milagro. El fotógrafo que fue protagonista de los violentos hechos planificados por ATE Neuquén en San Martín de los Andes, fue el autor de una imagen que recorrió cada rincón del país. Pedro Jofré sacó su arma y disparó a manifestantes y periodistas que estaban presentes en las afueras de la Municipalidad de la localidad neuquina en lo que pudo haber sido una tragedia.

 

 

"El primer disparo es el que hiere a la mujer y el segundo es el que alcanzo a tomar la imagen. En un primer momento, cuando escuche el primer disparo, pensé que era la policía anti-motín que estaba tirando balas de goma para disipar la manifestación. Cuando giro para ver quien era la persona e insisto, pensé que era un policía, me encuentro con este muchacho (Jofré) que me tira y se va corriendo", detalló Federico Soto, en diálogo con AM550.

Una de las balas que salió del arma gatillada por el sindicalista que pertenece a la lista Verde y Blanca, hirió a Elena Cabeza, una trabajadora municipal que se encontraba en la manifestación. El tiro, dio en su cadera y tuvo que ser intervenida quirúrgicamente de urgencia.

"La violencia que se vivió en San Martín es incomprensible. Se habla mucho del arma de Jofré, pero durante la mañana hubo varios intentos de agredir a personas por parte de esta gente y pude ver como, con palos, le pegaban en la cabeza a las personas. Tengo fotos en donde se ve cómo le pegan con un martillo a un hombre", agregó Soto.

 

 

Luego de disparar con total impunidad, Pedro Jofré se escapó corriendo, se subió a una camioneta con destino hacia la capital neuquina, atravesando un supuesto 'operativo cerrojo' por parte de la policía local. La Justicia ya le dictó prisión preventiva por 6 meses. Mientras tanto, Federico Soto sigue atormentado por la tensa y casi trágica situación que le tocó vivir en donde, simplemente, había disparado una cámara de fotos.

Te puede interesar
Últimas noticias