sábado 21 de mayo de 2022    | Nubes dispersas 11.2ºc | Neuquen

2022 y nuevo reglamento

Fórmula Uno: qué es el porpoising y por qué le trae tantos dolores de cabeza a Mercedes

La escudería multicampeona no le encuentra la vuelta al nuevo reglamento que aplicó la FIA en la F1.

Fórmula Uno: qué es el porpoising y por qué le trae tantos dolores de cabeza a Mercedes

Desde 2014, Mercedes viene consiguiendo todos los títulos del Campeonato de Constructores de la Fórmula Uno. Con Toto Wolff como director de la escudería, el equipo multicampeón siempre fue pionero de varias nuevas tecnologías implementadas que marcaron un antes y un después en la era híbrida de la F1. 

 

Hamilton, revisando el fondo plano luego de finalizar décimo en Arabia Saudita.

Como dice la frase, las buenas rachas algún día se terminan. A fines de 2021, Lewis Hamilton perdió el campeonato contra Max Verstappen en la última vuelta del circuito de Abu Dhabi y ¿anticipó?, lo que hoy en día es un triste y desolador panorama para Mercedes. A mediados del año pasado, las autoridades de la FIA comunicaban el nuevo reglamento que comenzaría a regir en el 2022 en la Fórmula Uno. Este reglamento tiene como objetivo sembrar paridad entre todos los equipos y lo más novedoso, un nuevo diseño para los autos del 2022. 

Este nuevo diseño fue muy bien recibido por todos los equipos, aunque ninguno sabía que el fondo plano, la parte que más cerca que va del piso del auto y del circuito -fundamental para la aerodinámica-, sufriría algunos cambios. En las pruebas de Barcelona, antes del comienzo oficial del campeonato, los pilotos probaron los nuevos autos y hubo una queja unánime e inesperada. "Estoy rebotando mucho en mi asiento, no puedo manejar", se escuchaba por la radio del inglés Lewis Hamilton. Todos los pilotos comenzaron a quejarse del mismo problema.

 

 

La respuesta a este problema se llama porpoising. Es un movimiento que genera rebotes en el auto cuando va a altas velocidades. Cada equipo comenzó a buscar una solución inmediata antes del comienzo oficial de la temporada. Ferrari, optó por modificar la parte trasera y ganar kilos para balancear el auto (siempre que el reglamento permita estos cambios). Red Bull, también eligió un método similar. Por su parte, los ingenieros de Mercedes decidieron recortar los pontones, algo que nunca se había visto en la categoría. ¿El resultado? Siguieron los problemas.

 

Mercedes colocó sensores para estudiar el problema.

Se inició la temporada y los pilotos de Mercedes, Russell y Hamilton, se quejaron en todos los circuitos de este problema de rebote. El auto de la escudería comenzó a perder mucha velocidad en las rectas, llegando a quedar en mitad de tabla y además, no superar las etapas clasificatorias. "Tenemos demasiadas preguntas sin respuesta", comentaban desde Mercedes.

El porpoising ya genera varios inconvenientes que, todavía, la escudería alemana no sabe como resolver. Los rebotes en el auto que genera este movimiento, derivó en el desgaste de los neumáticos, un problema aún mayor. ¿Cuál es la mayor incertidumbre para Mercedes? Los tiempos de evolución son muy cortos para encontrarle la vuelta al porpoising. Algunos medios europeos, afirman que dentro del equipo ya piensan en el 2023 y que este año, es un año perdido.

 

En la parte izquierda, la escudería modificó el fondo plano y en la derecha, subió la altura de el ala delantera para cambiar las cargas aerodinámicas.

Un panorama poco alentador y que sorprende a muchos. Mercedes, la escudería que miraba a todos desde arriba, hoy le toca surfear problemas inesperados que no le permitirán competir, por lo menos, en las siguientes carreras. Los ingenieros deberán trabajar mucho en el receso del verano europeo para encontrar una solución, que, hasta ahora, parece no tener una pronta respuesta.

Te puede interesar
Últimas noticias