domingo 25 de febrero de 2024    | Muy nuboso 20.9ºc | Neuquen

Economía deportiva

El Mundial Sub-20 trajo a Argentina 93.000 de pesos

Entre todas las sedes se movilizaron alrededor de 415.000 turistas argentinos y extranjeros.

El Mundial Sub-20 trajo a Argentina 93.000 de pesos

El Mundial de Fútbol Sub 20 celebrado en Argentina ha dejado un impacto económico significativo en el país, según una estimación privada que revela cifras impresionantes. De acuerdo con la Confederación de la Mediana Empresa Argentina (CAME), el torneo atrajo a más de 415.000 turistas, generando un consumo de más de 93.000 millones de pesos.

Si bien las ciudades sedes del evento, como La Plata, Mendoza, San Juan y Santiago del Estero, fueron las más beneficiadas, los turistas no se limitaron a visitar solo estas áreas. Muchos viajaron a ciudades vecinas e incluso recorrieron lugares más alejados, especialmente los turistas internacionales.

El informe de la CAME destaca que aproximadamente 230.000 turistas extranjeros participaron en el Mundial Sub 20, con una estadía promedio de 7 días y un gasto diario de USD 200 cada uno. Esto se traduce en una inyección de USD 322 millones a la economía argentina, equivalente a unos 81.949 millones de pesos. Además, la FIFA también contribuyó con USD 40 millones para cubrir los gastos de organización.

Los visitantes extranjeros realizaron fuertes compras en indumentaria, calzado, marroquinería y joyerías, aprovechando la diferencia cambiaria. Estos datos demuestran el impacto positivo que tuvo el torneo en el sector comercial y turístico del país.

Por su parte, se registraron 184.000 turistas locales que, en promedio, gastaron unos 16.000 pesos por día y tuvieron una estadía promedio de 4 días. Su impacto económico directo ascendió a 11.764 millones de pesos. Estos turistas nacionales se hicieron notar principalmente durante los partidos de la selección argentina.

La ciudad de La Plata fue una de las más beneficiadas por el torneo, albergando las semifinales y la final. Durante toda la competencia, se pudo observar la presencia de turistas de diferentes nacionalidades, incluso de países que no participaron en el certamen, como Chile y España. Los paseos turísticos también fueron muy demandados.

En Mendoza, donde se disputó el último partido el 30 de mayo, se estima que las delegaciones que se alojaron allí gastaron más de 2 millones de dólares. Según el Ente Mendoza Turismo (Emetur), cada miembro de los equipos, que se hospedaron en hoteles de 4 y 5 estrellas, tuvo un gasto promedio diario de 450 dólares, que incluía alojamiento, gastronomía y traslados. La FIFA contrató 5.000 noches de alojamiento con todos los servicios de alimentación y transporte.

En Santiago del Estero, otra sede del torneo, se disputaron 10 partidos y se alojaron 11 delegaciones. Los turistas internacionales permanecieron una semana y aprovecharon para recorrer la provincia y sus alrededores. Los hoteles de lujo estuvieron completamente ocupados durante todo el torneo.

San Juan también fue sede de 10 partidos y alojó a 11 delegaciones, incluida la selección argentina. La ocupación hotelera en la ciudad promedió el 67% durante el torneo, alcanzando su punto máximo el 26 de mayo cuando Argentina cerró su grupo. Durante el fin de semana largo, se recibió un gran número de turistas que se dispersaron por toda la provincia.

En resumen, el Mundial de Fútbol Sub 20 en Argentina no solo dejó un legado deportivo, sino que también generó un impacto económico significativo en el país. Los miles de turistas nacionales e internacionales que visitaron las ciudades sedes contribuyeron a un consumo masivo en alojamiento, alimentación, transporte y compras, beneficiando a diferentes sectores económicos y fortaleciendo la industria turística en general.

Te puede interesar
Últimas noticias